banner_1500x400_unsplash_eszter-biro
El nuevo escenario tributario en las fiscalizaciones por precios de transferencias
21 Feb 2017
Por Juan Carlos Basurco, tax & legal partner

Desde varios años se viene intensificando una política de fiscalización para garantizar la recaudación en operaciones entre partes vinculadas o “paraísos fiscales”.

Por ello, consideramos oportuno presentar los criterios que vienen usando la SUNAT en sus fiscalizaciones.

Como se sabe, los “precios de transferencia” son aquellos “precios” pactados en transacciones entre partes vinculadas, donde existe un riesgo de manipulación de precios, para facilitar el traslado de utilidades o pérdidas de una jurisdicción fiscal a otra, contrario a lo que normalmente se aplicaría si esta operación fuera realizada con una entidad no vinculada.

Ciertamente, en este esquema es factible estructurar precios para transferir ganancias de un país a otro con menor tasa fiscal, con lo cual la SUNAT tendría un legítimo interés en revisar estas operaciones.

Por ello, resulta importante fijar algunos de los hechos que pueden originar una fiscalización:

  1. montos de transacciones.
  2. operaciones con paraísos fiscales.
  3. pérdidas operativas.
  4. rentabilidades variables.

Por su parte, en este tipo de fiscalizaciones, lo más importante es el ajuste que se puede aplicar en los métodos fijados, si es que la rentabilidad o precio de la transacción, está fuera del rango del valor de mercado.

En ese contexto, juega un papel muy importante el acceso a la información pública que será utilizada para determinar si una operación se encuentra fijada a valor de mercado.

Una circunstancia que observamos en nuestra experiencia, es el nivel de confidencialidad con que se manejan los criterios internos de la SUNAT, los cuales son de difícil acceso.

Un ejemplo es el uso de información aduanera como referente de valor de mercado, lo cual determinaría ajustes de precios, lo cual crea un primer elemento de incertidumbre.

Ante dicha situación, surgen las siguientes preguntas: ¿cómo predecir si los comparables a utilizar serán los correctos? o ¿si efectivamente coincidirán los mismos criterios de la SUNAT?

Lo anterior no deja de ser preocupante, porque obligaría a contar con asesoramiento especializado para evitar observaciones, lo cual genera un mayor costo. 

Otra cuestión, es el uso de información segmentada al momento de realizar los análisis de Precios de Transferencia, ya que en los métodos de valoración (donde se evalúan los márgenes de rentabilidad), es común encontrar transacciones analizadas de manera integral.

De ese modo, la segmentación debe estar debidamente sustentada, porque la SUNAT no aceptará información segmentada sin una previa revisión de los registros contables pues no se limitará a evaluar si el margen -según la segmentación- se encuentra a valor de mercado, sino que puntualmente revisará si los costos y gastos asociados son correctos e inherentes.

Como indicamos, la SUNAT asumirá todas las acciones para detectar operaciones inexactas y, como ha sido mencionado de manera pública se profundizará intensamente en la fiscalización de las mismas.

Por eso no esperemos el último momento para tomar las medidas oportunas sobre un tema que puede tener consecuencias fiscales, económicas y financieras de gran magnitud para su empresa 

- Fin - 


También ver: Revista Contact, AMCHAM