Los controversiales comparables secretos
Los controversiales comparables secretos
12 Ago 2016

Carlos Chirinos Sota, Tax & legal manager , 16 de febrero 2016

Respecto a la información de empresas a la que accede la SUNAT en el curso normal de sus funciones, tales como ingresos, políticas financieras, estrategias comerciales, entre otros, pero cuya identidad no puede ser revelada (comparables secretos), nuestro país pertenece al grupo de aquellos que en mayor o menor medida permiten su uso (como China, Japón, Argentina, etc.), no obstante que existen otras jurisdicciones fiscales que son firmes en la prohibición de uso de dichos comparables. El elemento común en los países que permiten esta práctica es que el contribuyente a quien se le opone los “comparables secretos” pueda obtener la “información suficiente”, dentro de los límites constitucionales y legales, para ejercer su derecho de defensa.

Cabe hacerse la siguiente pregunta ¿qué es “información suficiente”?. La respuesta: nuestra legislación no regula este extremo. No obstante, sí precisa la información que en cualquier caso no podrá ser dada a conocer al contribuyente fiscalizado en un procedimiento de precios de transferencia: los secretos y diseños industriales, modelos de utilidad, patentes de invención, y en general la propiedad industrial protegida y la documentación relativa a los procesos de producción y/o comercialización de los comparables secretos usados por la Administración Tributaria.

Pero hasta aquí estamos dando por asumida sin mayores límites la facultad del Fisco de recurrir a comparables secretos; sin embargo, hoy se está desarrollando en la jurisprudencia internacional un enfoque que pone ciertas salvaguardas en el ejercicio mismo de esta facultad.

En un caso resuelto el año pasado en Noruega sobre el uso de comparables secretos (caso “Total E&P Norge”), se ha validado su uso, entre otras motivaciones, en tanto el contribuyente no permitió el acceso a cierta información del negocio, negativa válida por razones de confidencialidad que involucraba a terceros no relacionados. La negativa del contribuyente, en este caso, fue sustancial al momento de evaluar si la autoridad tributaria podía proceder a utilizar los comparables secretos y oponerlos al contribuyente.

Hoy nos toca poner el énfasis en el ejercicio mismo de la facultad del Fisco de recurrir a comparables secretos y ponerle ciertas condiciones antes de permitir su procedencia. Debería ser una práctica de último recurso, exclusivamente cuando el contribuyente, por ejemplo, no brinde la información necesaria para colaborar en la validación del método de precios de transferencia elegido y no haya otra alternativa posible. Este debería ser el entendimiento y la práctica de la SUNAT en nuestro país, que aunque hayamos avanzado, todavía nos falte mucho camino por recorrer.

Para mayor información contacte a:

E marketing@pe.gt.com