¿Sabe que consideraciones necesita una empresa peruana para contratar personal extranjero?
¿Sabe que consideraciones necesita una empresa peruana para contratar personal extranjero?
12 Ago 2016

En este artículo le damos toda la información.

Por: Juan Carlos Basurco, Director de Tax & legal de Grant Thornton Perú

En los últimos años, el Perú se ha convertido en un imán de atracción de trabajadores migrantes extranjeros como consecuencia del crecimiento sostenido de la economía y la falta de mano de obra especializada en los diversos sectores industriales y energéticos. Es por ello que es necesario que las empresas y los expatriados (excepto los comunitarios andinos y españoles) conozcan cuáles son los requisitos que se necesitan para contratar y trabajar en nuestro país, respectivamente.

De antemano es importante tener presente que cuando un extranjero viene a trabajar a Perú, necesariamente queda sujeto a las normas laborales y tributarias peruanas. Independientemente de las diferencias de legislación entre su país de origen y el nuestro, la norma de protección al trabajador ajustándose a un precepto internacional del derecho laboral.

Por un lado, deben acreditar una situación de excepcionalidad para acceder a un puesto de trabajo, debiendo adjuntar su título profesional y/o carrera técnica o un certificado de experiencia profesional expedida en el exterior. Además, el expatriado deberá suscribir por escrito un tipo especial de contrato que deberá ser aprobado por el  Ministerio de Trabajo (MINTRA). Una vez que el MINTRA emita una resolución autorizando la contratación del trabajador extranjero, ésta deberá ser presentada en Dirección General de Migraciones del Ministerio del Interior (DIGEMIN) para que el expatriado pueda obtener la calidad migratoria habilitante, es decir su “visa de trabajo”.

Suena engorroso, pero la verdad es un trámite imponderable que dura aproximadamente 45 días calendario. Es usual que la visa de trabajo sea tramitada por la empresa. No obstante, existen ocasiones en que se requiere la presencia del expatriado.

Ponga atención a los siguientes pasos:

  1. En primer lugar, si el trabajador ingresó a nuestro país con visa de turista o estudiante, deberá solicitar ante la DIGEMIN el permiso especial para firmar contratos. Una vez obtenida esta autorización, se encontrará habilitado para suscribir un contrato de trabajo en el Perú.
  2. Luego, normalmente, la empresa debe solicitar la autorización del contrato de trabajo ante el MINTRA, al cual se adjuntará el formato de cumplimiento de los porcentajes limitativos de personal (20%) y de remuneraciones (30%) o el de exoneración de dichos porcentajes de la empresa contratante, Copia de pasaporte o carné de extranjería y el título profesional y/o técnico o el certificado de experiencia laboral de la persona a contratar. Tanto la copia del título profesional o el certificado de experiencia profesional deberán contar con la respectiva traducción oficial y además deberán de estar vinculados con el objeto del contrato
  3. Por su lado, el expatriado deberá obtener la ficha de canje internacional en INTERPOL para acreditar que no registra antecedentes policiales ni penales internacionales.
  4. Finalmente, abonar las tasas respectivas ante el Banco de la Nación.

No todo lo que brilla es oro

Los contratos de trabajo para extranjeros tienen una duración determinada no mayor de tres años, pudiendo prorrogarse sucesivamente por períodos que no excedan dicho plazo. Los profesionales extranjeros que deseen trabajar en nuestro país deben tener en cuenta que, para algunas profesiones será necesaria la homologación del título correspondiente, y en algunos casos también la colegiación, siempre que sea necesario para ejercer cierto tipo de profesiones.

Tenga en cuenta que la normativa peruana establece dos limitaciones para la contratación del personal extranjero. La primera, se refiere al número del personal extranjero que puede tener una empresa local, estableciendo como tope máximo, el 20% del total de la planilla de trabajadores. La otra limitación es en relación al monto de la remuneración del personal extranjero, la cual no podrá exceder del 30% del total de la planilla de remuneraciones de la empresa.

Asimismo, cabe precisar que la ley peruana exonera del trámite legal para la aprobación de contratos de extranjeros ante la Autoridad Administrativa de Trabajo y los considera como trabajadores nacionales a los siguientes:

  1. Extranjero con cónyuge, ascendientes, descendientes o hermanos peruanos.
  2. Al extranjero con calidad de inmigrante.
  3. Al extranjero con calidad de refugiado político.
  4. Al extranjero con cuyo país exista un tratado de reciprocidad laboral o de doble nacionalidad.
  5. Personal extranjero de empresas extranjeras que se dediquen al servicio internacional de transporte o que labore en empresas de servicios multinacionales o en bancos multinacionales, siempre que esté sujeto a las normas legales establecidas para estos casos especiales.
  6. Personal extranjero que en virtud de convenios bilaterales celebrados con el gobierno peruano, preste servicios en el país. Como es el caso de España con quien se tiene un tratado de doble nacionalidad.
  7. Al inversionista extranjero, haya o no renunciado a la exportación de capital y utilidades de su inversión, siempre que tenga un monto permanente de inversión durante la vigencia del contrato de trabajo no menor de 5UIT.
  8. Los artistas, deportistas y aquellos que actúen en espectáculos públicos en territorio peruano durante un plazo máximo de tres (3) meses consecutivos o alternados en el lapso de un año.

Recomendaciones para empresas que tienen personal extranjero en su planilla o está pensando contratarlo.

La primera recomendación sería que la empresa cuente con la aprobación del contrato de trabajo y no autorice iniciar la prestación de servicios hasta que el expatriado tenga la calidad migratoria habilitante otorgada por la DIGEMIN.

Seguidamente, se debe tener presente que el empleador debe asumir el compromiso de transportar al personal extranjero y su familia, de vuelta a su país de origen una vez que se extinga la relación contractual. Existen muchos casos de extranjeros que han demandado a las empresas en las que trabajaban por este tipo de situaciones. Otro detalle en el que la empresa debe comprometerse es realizar capacitaciones al personal nacional en las mismas ocupaciones desarrolladas por el personal extranjero. De esta manera le daría las herramientas de desarrollo y crecimiento a su propio personal para desempeñarse en otros puestos o incluso exportar capital humano del Perú al mundo.

Para mayor información contacte a:

E marketing@pe.gt.com